EL SABIO Y LA PALOMA

En un pequeño pueblo de la India, existía un grupo de chicos que odiaban al “sabio” del pueblo, lo creían arrogante y soberbio. La gente del pueblo lo amaba pero ellos lo despreciaban y siempre trataban de hacerlo quedar mal ante los demás.

 

Un día, a uno de los chicos se le ocurrió un plan para engañarlo y hacerle ver que no era tan sabio como todos creían. Atraparían a una paloma viva e irían a visitar al sabio; uno de ellos sostendría la paloma detrás de su espalda y le preguntarían: “Hombre sabio, ¿la paloma está viva o muerta?”.

 

Si el hombre sabio respondía que estaba viva, el chico aplastaría rápidamente a la paloma y diría: “No, está muerta”. Si el hombre sabio decía: “La paloma está muerta”, el chico le enseñaría la paloma con vida.

 

Los chicos consiguieron que el hombre sabio los recibiera. Una vez con él siguieron el plan: uno de ellos se paró al lado del sabio, sostuvo la paloma en su espalda y le preguntó: “Hombre sabio, ¿la paloma está viva o muerta?”

 

El hombre sabio permaneció en silencio durante unos instantes.

 

Después giró levemente la cabeza hasta que su mirada chocó con la del chico, y le dijo: “La vida que sostienes está en tus manos”.

Recent Posts