¿VIVES EMPODERADO? ¡EMPODÉRATE!

El “empoderamiento” tiene que ver con la capacidad de cada persona para tomar las riendas de su vida, la fuerza para llevar el control de su destino y la firmeza para ser verdadero protagonista de su historia.

Se trata de tomar la pluma y no permitir que nadie más escriba los capítulos de nuestra vida.

Estar “empoderados” significa ser capaces de decidir y tomar responsabilidad de todo lo que eso conlleve, y es que sin responsabilidad no existe verdadero “empoderamiento”.

Es saber que tenemos el poder de cambiar para bien las cosas, de mejorar nuestras circunstancias, de transformar el entorno y maximizar nuestro desarrollo en todos los ámbitos de nuestra vida.

“Empoderarse” es esencial para conseguir lo que deseamos; una tarea nada sencilla porque implica tomar el timón y marcar la ruta, hacer un sendero propio, pasar del conformismo y una vida de inercia, al actuar constante, permanente y decidido.

Sin duda, “empoderarse” implica todo un proceso personal de revalorización, conlleva a replantearse metas, objetivos y propósitos, encontrando en nosotros mismos, el motivador que detone ese potencial.

Fuerza, poder, autocontrol, seguridad, autoestima, empuje y determinación, “empoderarse” es eso y mucho más, para lo cual se requiere una base sólida y cuanto más firme mejor: remover cimientos, sacar escombros y construir palacios.

Vivimos en una sociedad que desempodera y alimenta la vulnerabilidad a través de estereotipos, patrones y etiquetas: gordos, flacos, chaparros, feos, desempleados, enfermos, madres solteras, ancianos, jóvenes, en fin. De ahí que borrar prejuicios, romper barreras, acabar con paradigmas, son parte fundamental del proceso de “empoderamiento”.

Y tú, ¿qué tan “empoderado” estás?…

Recent Posts